Seleccionar página

Como limpiar el acero inoxidable oxidado o rayado de forma fácil (Consejos caseros)

por | 21 Ene 20 | Superficies

Limpiar acero inoxidable en casa puede parecer algo aburrido y muy trabajoso.

Sin embargo, es muy necesario el mantenimiento de este tipo de superficies para prevenir su desgaste y aparición de óxido.

El hecho de ser un material “inoxidable” no quiere decir que se encuentre protegido de grasas, desgaste o rayaduras.

Por ello, te recomendamos dedicar un rato de vez en cuando para limpiar todos los objetos de la casa con este material.

¿Sabes cuantos utensilios y objetos de tu casa contienen acero inoxidable?

Todas las casas tienen algún utensilio de acero inoxidable como ollas, espátulas, cubiertos e incluso electrodomésticos.

En este post hemos coleccionado una serie de métodos para limpiar este material, enfocándonos en el uso de ingredientes caseros y que todo el mundo tiene en casa.

Veamos entonces como empezar con la limpieza de acero inoxidable.

¿Comenzamos?

Limpiar acero inoxidable oxidado sin complicaciones

Aunque suene contradictorio, el acero inoxidable puede oxidarse.

Lo que mantiene activo el proceso para evitar la oxidación es la superficie del acero.

Este material no permite que la unión entre oxígeno e hidrógeno cause la corrosión que conocemos como óxido.

limpiar acero inoxidable con bicarbonato

La mayoría de las veces esto se producirá si rayas, quemas o desgastas la superficie del material.

Te recomendamos prestar cuidados específicos para mejorar y recuperar el brillo natural de la superficie.

Para empezar con la limpieza te recomendamos 3 formas de hacerlo, así tendrás varias opciones y podrás elegir la que mejor se adapte a lo que necesitas.

Uso de bicarbonato de sodio

El elemento estrella por defecto en la limpieza es el bicarbonato.

En un poco de agua vierte el bicarbonato hasta lograr una pasta, luego aplica esta sobre la zona oxidada y deja actuar al menos 15 minutos.

Luego retira los residuos de la pasta con una toalla de papel húmeda y frota hasta que el oxido haya desaparecido.

Si este continua presente en la superficie, repetimos los pasos hasta lograr el acabado deseado.

Nota: En algunos casos el óxido puede ser muy corrosivo y haber dañado la pieza. En este caso te recomendamos consultar con especialistas en limpieza para utilizar determinados productos.

Aplicar vinagre

El segundo ingrediente estrella en la limpieza del acero inoxidable es el vinagre.

Su efecto ácido permite combatir el óxido con solo unos minutos de acción.

Para este método solo debes sumergir el objeto en vinagre al menos 20 minutos.

Si no es posible sumergirlo, puede utilizar un atomizador y esparcir el vinagre por toda la zona oxidada.

Como paso final debes retirar el vinagre con una esponja húmeda y aprovechar para pulir el mismo.

Con este último paso notarás que ha recuperado gran parte del brillo y la mancha de óxido habrá desaparecido.

limpiador de acero inoxidable

Zumo de limón o lima

El ácido del limón actúa casi de la misma manera que el vinagre, por lo que el método es similar.

En este caso utilizaremos el bicarbonato de sodio en una mezcla con una parte igual de zumo de limón, es decir una cucharada de uno por una del otro.

Luego aplicas sobre la zona oxidada y dejas actuar por al menos 5 minutos.

A continuación, con una esponja húmeda retiras la pasta y listo.

Nota: Si el óxido continúa en la superficie, puedes repetir el proceso dejando actuar por más tiempo (15 o 20 minutos)

Seguir estos consejos para limpiar el acero inoxidable es la mejor forma de combatir que este se desgaste y acaben saliendo incluso agujeros.

Por otro lado, puedes mantener limpios los objetos y electrodomésticos con mantenimiento diario.

¡Continúa leyendo que más abajo te explicamos como hacerlo!

Limpiar acero inoxidable de los electrodomésticos

La mayoría de objetos que tenemos en casa suelen ser de acero inoxidable, los más comunes son los electrodomesticos.

Seguro que ya lo habrás pensado, pero sí, tu microondas, nevera, lavadora e incluso lava vajillas se incluyen en esta lista,

Para evitar que las manchas y oxido se hagan presentes, podemos prevenir con un mantenimiento diario.

Veamos varias formas de mantenimiento para recuperar el brillo de los electrodomésticos con acero inoxidable.

Forma 1:

Lavar con agua tibia y una esponja quitando todas las manchas que normalmente dejan las gotas de agua en el acero.

Estas gotas contienen minerales que manchan las superficies provocando la opacidad y perdida de brillo.

Trata de que todo quede lo suficientemente seco. También puedes repasar con un paño limpio.

Intenta realizar este mantenimiento una vez a la semana, te ahorrará mucho trabajo en el futuro.

Forma 2:

Aplicar un producto de limpieza.

Si aplicas algún producto, deja actuar sin dejar demasiado tiempo.

Te recomendamos quitar el producto con un paño húmedo para que no produzca ningún tipo de daño en la superficie de acero.

Lo más importante es no dejar gotas o restos del producto en la superficie.

Sigue leyendo y descubre como limpiar el acero inoxidable de la campa extractora y del fregadero.

limpiar cocina de acero inoxidable

La limpieza en la cocina

La mayoría de objetos de la cocina se ensucian de manera continua, acumulando suciedad y grasas.

El mantenimiento debe ser diario, evitando que pierdan el aspecto elegante y nuevo.

A continuación, te daremos las pistas detalladas de lo que debes hacer en cada caso.

Limpiar el acero inoxidable del fregadero

Los gérmenes y las bacterias pueden quedar en tu fregadero por mucho detergente que utilices.

Por ello, es necesario aplicar algo que ayude y te garantice la completa limpieza de este.

Nuestra recomendación es usar vinagre blanco.

Este tipo de vinagre te garantiza eliminar todos los gérmenes que quedan y no entrar en contacto con tus utensilios de cocina.

Con humedecer la esponja con vinagre blanco y fregar toda la zona es suficiente.

Una vez terminado el proceso, pasa un paño seco para sacar brillo al fregadero.

Ahora tendrás un fregadero limpio y desinfectado.

Limpiar acero inoxidable de la campana extractora

Limpiar las campanas extractoras suele ser un poco más difícil que otros utensilios o electrodomésticos de tu hogar.

Estas campanas se encargan de absorber todo el calor, grasas y suciedad mientras cocinas.

Aunque puedes utilizar vinagre blanco, te recomendamos utilizar un producto desengrasante.

Con un paño húmedo quita las impurezas de la campana e intenta limpiar toda la grasa acumulada.

Otra opción que también funciona muy bien es meter las rejillas de la campana en agua caliente con jabón y dejar que ka mezcla lo limpie poco a poco.

¡Recuerda hacerlo con la campana fría!

Hacer mantenimientos cada poco tiempo es lo mejor que puedes hacer para mantener todos los utensilios como nuevos.

Ahora ya tienes todos los trucos para limpiar el acero inoxidable de tu hogar. ¡No olvides dejar un comentario si te sirven estos consejos!